Menu

“Chile tiene una diversidad particularmente creativa y única, especialmente en el campo de los textiles y la cerámica”

23 de marzo de 2021 | Experiencias

Desde la Plataforma de Economía Creativa seguimos conmemorando el Mes de la Artesanía. Ahora con una entrevista a Romain Juilha, historiador de arte y gestor cultural francés, quien ha desarrollado y trabajado hace más de diez años en la red de artesanía a nivel mundial.

Juilha es el comisario de la participación de Chile en Revelations 2021-2022 y el año anterior fue curador de la muestra chilena en la London Craft Week. Hasta 2020, fue responsable de proyectos internacionales de Ateliers d’Arts, una asociación profesional que reúne a más de 6000 artesanos, artistas y creadores, así como a 125 asociaciones.

Ateliers d’Arts fue fundada hace más de 100 años, su misión es representar al sector de la artesanía mejorando sus redes, su alcance y organizacón. Reúne a los diferentes actores de la cadena de valor mediante agrupaciones y asociaciones a nivel regional, nacional e internacional. También es el intermediario oficial entre sus miembros y las autoridades gubernamentales francesas, los artistas y la sociedad.

En exclusiva para la Plataforma de Economía Creativa nos cuenta su mirada a la artesanía, su cercanía con Chile, su visión a futuro y más.

¿En qué consiste su trabajo, el ser comisario de la participación de Chile en Revelations 2021-2022?

Un comisario de exposición va a estimular una línea editorial, un sentido de lectura de las obras de una exposición, contextualizando y destacando los motores de la creación de los artistas. Como parte de Révélations 2021-2022, trabajo con los artistas seleccionados por el Comité de Dirección Artístico de la bienal para orientar mejor sus proyectos de acuerdo con el tamaño del evento y la calidad de los visitantes. El objetivo es promover el encuentro entre sus obras y el ojo informado de expertos y coleccionistas franceses e internacionales de Révélations, respetando la individualidad del enfoque del artista en un marco expositivo.

El 2020 se celebró la London Craft Week, un evento que aclamó la creatividad y la artesanía de todas partes del mundo. Chile estuvo presente con la exposición “Artesanía chilena, naturalezas humanas” del cual usted fue curador, ¿cómo fue esa experiencia?

«Artesanía chilena, naturalezas humanas» fue la primera incursión colectiva de la artesanía contemporánea de Chile en Londres como parte de la London Craft Week (Semana de la Artesanía en Londres). Este proyecto coincidió con la primera ola global de la pandemia, trasladando el evento a los primeros días del otoño 2020. A pesar de este contexto particular, la exposición que refleja la diversidad del saber hacer chileno conformado por artistas de todo el país, generó un gran éxito cultural y comercial. Por mi parte, esta fue mi primera colaboración con Chile para desplegar un evento a medida en Londres dedicado a la artesanía del arte. Un verdadero éxito hecho posible por el compromiso de los artistas, los equipos de los ministerios y la Embajada de Chile en Londres.

¿Por qué es fundamental que existan proyectos culturales como Ateliers d´Arts, asociación en el cual usted trabajó durante casi 10 años? y ¿de qué manera se podría replicar en un país como el nuestro?

Las organizaciones de gremios profesionales garantizan la representatividad de las corporaciones y colectivos frente a los políticos, las instituciones y los distintos actores públicos y privados del sector. En cuanto a Ateliers d’Art de France, su fortaleza radica en su rica historia asociativa, su capacidad para agrupar miles de talleres de arte franceses, para ofrecer servicios de calidad, en particular de formación, y acceso privilegiado a su propia red comercial, donde la punta de lanza es el concepto de la tienda Empreintes en París (un bien colectivo diseñado por y para toda una comunidad movilizada). Además, su activo innegable es su papel como organizador de las principales ferias internacionales del sector, como Maison & Objet (organizada por Safi, filial de Reed Expositions France y Ateliers d’Art de France), la bienal Revelations en el Grand Palais (dedicada a las profesiones del arte de la creación) y la Feria del Patrimonio Cultural. Estos espacios son eventos imperdibles para los actores regionales, nacionales e internacionales de las profesiones artísticas, plataformas de intercambio y negocios que están construyendo un sector más visible y estructurado.


¿Cómo ve el futuro de la artesanía a raíz de la pandemia?

Me atrevo a esperar que los talleres de arte saldrán de ella engrandecidos por un interés creciente de la sociedad, a escala global, por lo local y la autenticidad que en mi opinión son valores de actualidad totalmente defendidos por los talleres de arte, portadores naturales, de gestos cargados de historia y de futuro, vínculos entre personas, en la encrucijada del arte, la tecnología, la economía y el patrimonio. Si el período es extremadamente complejo para los artesanos, privados de exposiciones y eventos durante muchos meses, surge un mayor despliegue digital, que se vuelve imprescindible para mantener un vínculo con sus coleccionistas, compradores y para captar nuevas perspectivas. Debo admitir que, para mí, la herramienta web y las salas de visualización digital son sobre todo un excelente medio de comunicación, aunque aún no estén totalmente adaptados a los trabajos de las materias de arte, a las superficies trabajadas. En mi opinión, el material (o materia) exige una relación diferente con las obras, directa, sin intermediarios, sin pantalla. Si las crisis siempre permiten repensar los estilos de vida, en particular el consumo, en el caso del sector de la artesanía, debo admitir mi necesidad de poder conocer físicamente el trabajo de los talleres de obra de arte.

¿Cómo fue su primer acercamiento a nuestro país?

Tengo la suerte de trabajar junto a creadores chilenos desde 2016, antes de la primera participación de Chile en la bienal Revelations en 2017, donde fue país de honor. Hubo una generosidad real en las discusiones con el equipo en ese momento. Se me dio la oportunidad de viajar a Chile y conocer a varios artesanos e instituciones que los defienden. Me llamó la atención el textil muy rico y aún no reconocido en Francia y Europa de creadores de Chile. Desviando respetuosamente los recursos naturales del país, reinventan por completo las formas y usos de sus creaciones, para integrarlas en un futuro más atrevido y artístico.

¿Cuál es su visión de la artesanía en Latinoamérica?

Solo tengo una visión real y tangible, aunque siempre parcial, de la creación chilena en la región sudamericana, sin haber tenido aún la oportunidad de promover la creación de otros países del continente. En Francia y en Europa, se nos ha mostrado de América Latina una artesanía muy (demasiado incluso) fácil, enfocada principalmente en el turismo y los clichés que se transmiten sobre tal o cual país, mientras que en las ferias, shows y bienales internacionales dan lugar a un diseño de excepción, exclusivo, increíble, pero casi inaccesible. Espero el día para encontrarme con esa creación intermedia que me emociona, la belleza sincera y auténtica.

¿Qué artesanos y artesanas nos recomendaría para seguirle la pista?

Yo no voy a recalcar un creador o taller de arte sobre otro, aunque algunos enfoques obviamente me marcan más que otros. Creo que Chile tiene una diversidad particularmente creativa y única, especialmente en el campo de los textiles y la cerámica, con enfoques verdaderamente únicos y un tecnicismo impecable.