Iniciar sesión Regístrate
Close

Ingreso

¿Quieres unirte a EC?

Regístrate
17 enero 2021

Claudia Sepúlveda

Claudia Sepúlveda es periodista y realizadora audiovisual de la Universidad Gabriela Mistral (2000). Durante el año 2017 comenzó a trabajar con ilustraciones estampadas en tela y bordado. Desarrolló una búsqueda entre la imagen, el género y los colores de los hilos; todo con el objetivo de realizar una nueva reinterpretación de una obra. Más adelante, comenzó a trabajar con el collage análogo en plena pandemia. Ha experimentando con el rasgado del papel, la incorporación del graffiti como fondos de la obra, la mezcla de materiales como el papel, la pintura, el spray, el stencil y los muros de la calle. Actualmente, trabaja con los formatos de collage análogo y digital, y sus temas de inspiración son el rescate del mundo femenino, los sueños, las esperanzas, y sus mundos internos. Puedes ver su trabajo en Instagram en @clau_colllage 

Eres de profesión periodista ¿cuándo nace tu inquietud y trabajo por el mundo de las ilustraciones estampadas, telas y bordados? y ¿cómo se fue profesionalizando?

Mi primera inquietud artística nace cuando descubro la fotografía análoga y el movimiento lomográfico. Aquí aparece mi primer interés real en la creación de imágenes impresas. Trabajé con cámaras que generaban efectos visuales como halos de luz que podrían ser clasificados como errores, pero para mí se hacían muy atractivos al momento de imprimir. Luego, comienzo la búsqueda de imágenes que me inspiran y decido imprimir en tela. Estas imágenes comienzan a tomar su propia vida, y comienzan a ser reinterpretadas, así que decido bordarlas. Quise volver a ese trabajo con el hilo y la aguja que me fue enseñado por mi abuela y una tía. Por lo tanto, adquirió un valor muy profundo para mí, una herencia que no estaba siendo reconocida. Cuando vi los bordados terminados, me di cuenta de que podían ser observados como una obra, es por esto que decidí instalar algunas en cuadros y otras, como parches en chaquetas y algunas poleras, y me enamoré del resultado.   

¿Cómo eliges los íconos e imágenes de tus trabajos, vemos a Juana de Arco, Frida Kahlo, Liz Taylor, Venus de Milo, y más? ¿Cuáles son tus inspiraciones?

Para mí, el retrato es algo fundamental dentro del trabajo que desarrollo. Me encantan las fotos en blanco y negro, y desde ahí comienzo la elección de referentes o íconos del mundo pop. En general, elijo personajes que son importantes en mi historia de vida, me gusta el objeto en sí, entonces tener una imagen intervenida con mis collages me llena profundamente. Hay referentes de la música, de la actuación, de la literatura y de muchas otras actividades que me motivan a crear constantemente. Cada personaje que elijo es porque veo en ellos una belleza visual y un contenido potente que representan. Como es el caso de Juana de Arco, que me llega desde la fuerza, desde la injusticia de ser considerada una bruja y ser quemada en la hoguera. Creo que actualmente, esto sigue ocurriendo, sieguen matando mujeres sólo por serlo. Y esta imagen que es bella, finalmente representa tanto dolor. 

¿Cómo percibes el trabajo de tus pares? ¿te sientes parte de un sector artístico? 

En nuestro país están pasando muchas cosas a nivel creativo. En la calle vemos todo el trabajo del arte urbano, de muralistas, de fotógrafos y gente que hace paste up, maravilloso.  Muchos salieron con el estallido social a plasmar color y mensajes. Para mí lo que pasa en la calle es otra de las fuentes de inspiración que me motivan a experimentar hoy. Permite que la gente vea arte, conozca los artistas que serán los que en un par de años más estarán en los libros de Artes Visuales de Chile. Además, la galería de arte ya pasó de moda, el arte está en la calle. Hoy me siento parte de un grupo maravilloso que se llama “Citylab”, fui convocada a participar y ha sido un gran motivador para seguir creando muchos trabajos. Además, me ha permitido conocer a otros artistas de distintas disciplinas y estamos juntándonos a hacer talleres, a crear colaboraciones, es realmente maravilloso sentirse parte de este grupo. 

Estás participando en Mercado Cul, una iniciativa en conjunto entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y la Cámara de Comercio de Santiago, que surge con el fin de activar la comercialización de productos de manufactura nacional relativos al diseño de objetos, vestuario e indumentaria, la Ilustración, las artes de la visualidad, el sector editorial y la artesanía. El objetivo es dar a conocer y activar la comercialización de productos de manufactura y creación nacional. 

¿Qué te parece Mercado Cul y de qué manera estás participando?

Mercado Cul me parece una iniciativa primordial para quienes estamos en el mundo de la creatividad y las artes. Tener la posibilidad de incentivar y apoyar  las ventas artísticas me parece fundamental para nosotros. Yo estoy participando en Mercado Cul, con una serie de collages análogos, que están realizados con papeles de revistas chilenas de los años 40, cuadros ilustrados con bordados y collage digitales en los cuáles he creado las imágenes que luego han sido digitalizadas con sus bellos marcos. Básicamente, todos estos trabajos están desarrollados con una mirada femenina, de poder y empoderamiento, pero también con una sensibilidad que para mí es muy importante entregar. 

Participas de otro proyecto que se llama “Cerebro” una agencia de contenidos, creación y desarrollo audiovisual ¿qué trabajo realizas ahí? 

Participo desde el mundo del periodismo, en la agencia de contenidos y creación audiovisual “Cerebro”. Mi rol es de Productora Ejecutiva, en el cuál desarrollamos una diversidad de contenidos, pero siempre desde las historias humanas. Utilizamos diferentes formatos como el reportaje y los documentales. Particularmente, para nosotros es fundamental mostrar el “Chile invisible”, ese país que no queremos ver o el país de los olvidados. Somos una productora que generamos reportajes y documentales de corte humano, en dónde las historias de los personajes son lo fundamental. Toda nuestra experiencia desde lo audiovisual está abocada a la sensibilidad y la potencia de las historias humanas. 

Estamos inaugurando esta nueva Plataforma de la Economía Creativa que busca fomentar el desarrollo de las industrias culturales, que contribuyen en los procesos de inserción en circuitos y servicios de circulación y difusión, para el surgimiento y fortalecimiento del emprendimiento creativo tanto a nivel local, regional, nacional e internacional.

En ese sentido ¿Se ha mezclado tu carrera y trabajo con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio?

Esta es la primera vez que me veo vinculada al Ministerio de las Culturas y las Artes y el Patrimonio, espero que sea un espacio de aprendizaje y desarrollo para todos quienes estamos llenos de energía y ganas de mostrar y poder vender lo que hacemos. La industria creativa debe fortalecerse y ser considerada como uno de los pilares de la sociedad. Sin arte, cultura y educación es muy difícil generar una sociedad con valores emotivos y sensibles.