Menu

Entrevista a Holofernes Noria, teatro en el desierto de Atacama

5 de mayo de 2022 | Noticias

La plataforma de Economía Creativa te presenta cada semana una nueva entrevista a los emprendedores de todo Chile reunidos en el catálogo de emprendimientos creativos. Puedes revisar el mapa de nuestro país para conocer los emprendimientos de cada territorio, los cuales están divididos en macrozonas. En el norte: Arica, Tarapacá, Antofagasta y Atacama; centro: Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Metropolitana; sur: Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos, Ñuble y austral: Los Lagos, Aysén y Magallanes. 

En esta ocasión destacamos el trabajo de Holofernes Noria gestor de Clado teatro en Antofagasta. Este emprendimiento creativo propone la utilización del teatro como vehículo de divulgación científica, con el fin de dar a conocer la historia e importancia de los descubrimientos científicos más relevantes de Chile y el mundo.

El Teatro, a través de la expresión corporal, percepción, imaginación y sensibilidad artística, permite acceder al conocimiento desde un plano sensorial distinto, generando una experiencia nueva de vivencia y aprendizaje. El proyecto busca poner en valor este territorio, el desierto de Atacama como laboratorio natural para las investigaciones que se realizan con miras a la próxima gran misión de la humanidad, como lo es llegar al planeta Marte. Sus obras consideran vinculación con el entorno, comunidad científica, pueblos originarios, creando de esta manera servicios culturales de interés para estudiantes, público general y turistas que visitan la zona.

¿Cómo nace este emprendimiento creativo?

La compañía Clado teatro lleva cinco años de actividad ininterrumpida en la provincia de El Loa. Buscábamos innovar en lo referido a los temas que representamos. De esta manera surge Clado teatro, una compañía teatral con una orientación hacia la divulgación científica en el desierto de Atacama.

¿Por qué su labor es necesaria hoy en la región de Antofagasta?

Ocupamos un lugar en la escena local, aportando contenido para el desarrollo de trabajos que permitan estar vinculados con nuestro pasado, presente y futuro. Uno es el caso del montaje teatral “Atacamatitan”, montaje basado en el descubrimiento en el año 2010 de un dinosaurio en la localidad de Chonchi, Provincia El Loa, Chile y que habitó el territorio hace 65 millones de años atrás. Este trabajo nos permitió acercarnos a la comunidad educativa con una propuesta de alto interés científico, paleontológico,  generando una red de colaboración con el Museo de Historia Natural y Comdes, a cargo de las actividades extraescolares de los establecimientos de la comuna.

Nos apasiona el vincular lenguajes, desde un propuesta integral por lo que actualmente nos encontramos trabajando en la instalación de esculturas de acero inspiradas en el dinosaurio Atacamatitan, de 10 metros de largo x 5 de alto, en el sector Parque El Loa, lugar más visitado de la comuna y pulmón verde de la ciudad. Se espera que este espacio cultural y sus esculturas sean un nuevo foco de interés turístico cultural y patrimonial en la comuna, pronto a ser inaugurado.

Otro  montaje fue “Viaje a Marte”, desde el Desierto de Atacama a la conquista del universo, este es el anterior donde decidimos poner en valor el rol que el desierto de Atacama tiene como laboratorio para el desarrollo de investigaciones y pruebas científicas que se realizan con miras a la próxima gran misión de la humanidad, llegar al planeta Marte para crear una colonia. Estas experiencias artísticas, fueron llevadas a distintos formatos de reproducción con el objetivo de poder llegar a un público diverso, con contenidos relevantes respecto a lo que nos ofrece el desierto como centro de operaciones y el teatro como un puente de comunicación entre el pasado y el futuro.

Actualmente nos encontramos realizando funciones en escuelas y liceos a través de un proyecto que promueve la reactivación del teatro en las escuelas en tiempos de pandemia.

“El Malabarista”, montaje de la compañía Clado teatro y que se viene presentando en numerosas escuelas y liceos de Calama y que durante el mes de mayo y junio se presentará en Antofagasta, en el marco del proyecto cultural Inspirarte.

¿Cuál ha sido su ruta creativa?

Hoy debes ser el artífice de tus propios proyectos y así dar continuidad a aquellas iniciativas que deseas explorar. Finalmente la perseverancia hace que eso que no resultó ayer, tenga espacio en el mañana, donde no hay nada escrito, pero si lo deseas seguro se irá construyendo con tiempo, dedicación y pasión por lo que amas. 

¿Qué consejos le daría a los emprendedores creativos que empiezan sus proyectos en la región?

Sin duda que capacitarse es una prioridad. Es necesario que los equipos se capaciten, conocer de gestión cultural, producción, administración de proyectos culturales, entre otros. No podemos olvidar que aún somos parte de un sistema que hoy distribuye los fondos a través de la concursabilidad, lo que en definitiva hace que los proyectos bien presentados, sigan adelante en desmedro de otros que tal vez no fueron bien formulados. Como sector cultural estamos atentos a las señales de cambio que se requieren y que permitan avanzar en reformas y cambios positivos para un avance equilibrado de una sociedad que necesita que el arte generado desde sus creadores, tenga un espacio de reconocimiento, con una sociedad más tolerante, receptiva, empática y respetuosa de sus creadores.