Menu

¿Cómo Me Formalizo Para Desarrollar Mi Emprendimiento Creativo?

“Hasta un camino de mil leguas

comienza con un paso”.

Lao-Tse

Para formalizar un emprendimiento de cualquier tipo es necesario realizar tres pasos:

PASO 1: CONSTITUIR TU EMPRESA

PASO 2: INICIAR ACTIVIDADES

PASO 3: OBTENER PERMISOS Y PATENTES

Antes de formalizar tu emprendimiento es importante entender que, tras realizar estos pasos, te convertirás en un contribuyente, es decir, comenzarás a pagar impuestos por tus actividades económicas. Los trámites tributarios en un principio pueden parecer agobiantes, pero al poco tiempo la mantención de la contabilidad y de una adecuada conducta tributaria pasan a ser aspectos sencillos de subsanar para cualquier emprendimiento activo.

A continuación, tendrás que tomar una serie de decisiones sobre cómo será tu empresa. Cuando las tomes, ten en mente que lo mejor para un emprendedor creativo es hacer avanzar todas sus iniciativas e ideas bajo un mismo marco formal. Por ello es importante que te proyectes en el tiempo. Sustentar un emprendimiento en una coyuntura específica para luego olvidarte de la empresa creada (y de sus responsabilidades) es un error común.

1. Construir la empresa

2. Iniciar actividades

3. Obtener permisos y patentes

Tu empresa en un día:

•  Definir la modalidad

•  Definir las características

PASO 1: CONSTITUIR TU EMPRESA

¿Qué es una empresa? ¿Qué decisiones debo tomar a la hora de constituirla?

Una empresa es una unidad productiva  formada por una o varias personas, con el objetivo de producir bienes y prestar servicios, en nuestro caso, bienes o servicios culturales o creativos.

Existen diferentes opciones para crear una empresa. El camino que elijas dependerá  de la actividad que realizará tu emprendimiento cultural, pero hay dos aspectos centrales para determinar el tipo de organización que vas a constituir:

√  Decidir si actuarás (o actuarán) como persona natural o jurídica.

√  Definir si emprenderás solo o en asociación con otras personas con las que compartirás la inversión, las responsabilidades y los beneficios de tu negocio.

Clasificación de empresas por su constitución legal

Para emprender y formalizarte hay que definir en primer lugar el tipo de “persona” que será titular de la empresa, una persona natural o una jurídica. A continuación, te explicamos en qué consiste cada una y cómo se diferencian.

  • DESCRIPCIÓN

Persona que opera con su RUT como una empresa y que está en condiciones de realizar actividades comerciales asumiendo de manera personal todos los derechos y obligaciones correspondientes.

  • CARACTERÍSTICAS

Formada por una única persona, funciona con su mismo RUT. La persona ejerce los derechos y asume las obligaciones de la empresa. La persona es responsable de las deudas y obligaciones de la empresa.

Para su constitución no requiere demostrar un capital.

  • DESCRIPCIÓN

Unidad de negocio formada  por una o más personas.

Como unidad, posee su propio RUT. La empresa  que opera como Persona Jurídica asume los derechos y obligaciones, protegiendo de este modo a las personas que la conforman.

  • CARACTERÍSTICAS

Conformada por una o más personas, posee un RUT propio, independiente de quienes la conforman. La persona jurídica ejerce los derechos y asume las obligaciones de la empresa. Las personas naturales que conforman la empresa no son responsables de las deudas u obligaciones que contraiga la persona jurídica, que estarán limitadas sólo a los bienes de la empresa (excepto en el caso de la Sociedad Colectiva).

Para su constitución requiere demostrar un capital, en dinero o bienes.

Modalidades: Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL), Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad por Acciones (SPA), Sociedad Colectiva, Sociedad en Comandita y Sociedad Anónima.

Modalidades de empresas: sus características y requisitos

Ya sea como persona natural o jurídica, las empresas deben ajustarse a alguna de las siguientes modalidades:

  • Persona Natural

Persona que opera una empresa desde su RUT.

  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL)

Persona jurídica conformada por una sola persona.

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada

Unidad de negocio conformada por al menos dos socios y como máximo 50. Su administración se determina por los socios, pudiendo ser conjunta o designar a alguno o algunos de ellos. Las modificaciones y transformaciones de la sociedad, como el incorporar nuevos socios o la venta de parte de la sociedad de alguno de ellos, deben hacerse con el acuerdo común de todos los socios. Si no hay acuerdo, la sociedad debe disolverse. En este tipo de sociedad sus miembros son responsables solo hasta el monto del aporte que hicieron al momento de su constitución o de incorporarse a ella.

  • Sociedad por Acciones (SPA)

Unidad de negocio creada por una o más personas y cuya participación en el capital se representa en acciones. La SPA busca facilitar la organización de la empresa, entregando una estructura más flexible en su administración. Cada accionista puede transar sus derechos fácilmente, permitiendo la entrada de nuevos accionistas. Se recomienda a emprendedores que buscan inversionistas.

  • Sociedad Colectiva

Unidad de negocio que exige al menos dos socios. La pueden administrar los socios o un tercero. La responsabilidad de los socios es ilimitada, lo que quiere decir que responden con su patrimonio personal frente a las deudas u obligaciones. La entrada o salida de un socio debe aprobarse por todos ellos.

  • Sociedad Comandita

Unidad de negocio constituida por dos o más socios. Tiene dos tipos de socios: comanditarios y gestores. Los socios comanditarios solo aportan capital, responden hasta el monto de sus aportes y no interfieren en la gestión de la sociedad. Los socios gestores administran la sociedad y responden ilimitadamente.

  • Sociedad Anónima

Unidad de negocio conformada por un fondo común suministrado por accionistas que son responsables sólo por sus respectivos aportes. La administración recae en dos órganos: un directorio integrado por miembros revocables, el cual designa un gerente, y la junta de accionistas. Los derechos de los socios están representados en acciones que se pueden transar libremente. Salvo en casos especiales, la ley no exige un capital mínimo para su constitución.

¿Cómo saber qué opción es la mejor para mi emprendimiento creativo?

Para determinar la modalidad  de empresa que se ajusta a las características de tu emprendimiento debes pensar en la proyección que tendrá tu empresa y en las características de tu modelo de negocio.

Requisitos para constituir tu empresa

Las personas que se constituyen como persona natural en modalidad empresa individual les basta con disponer de una cédula de identidad vigente.

La Microempresa Familiar es un caso especial. Es una patente municipal simplificada dirigida a personas naturales  y EIRL que realizan sus actividades empresariales en su lugar de residencia y para su constitución, sólo requieren una declaración jurada simple que indique que se cumplen los requisitos que impone la ley:

•  Que la actividad económica que constituye su giro se ejerza en la casa habitación.

•  Que quien desarrolla la actividad sea el legítimo ocupante de la vivienda (propia, arrendada o cedida)

•  Tener un máximo de cinco trabajadores ajenos a la familia.

•  Que la actividad que desarrolla no sea molesta, contaminante o peligrosa.

•  Que el capital inicial no supere las 1.000 UF, (aproximadamente $26.600.000) sin considerar el valor del inmueble.

•  Para acogerse a los beneficios de esta patente, basta inscribirse en un registro en la municipalidad donde se opera.

En el caso de las unidades de negocios conformadas por una persona jurídica, es requisito que su constitución se haga a través de una escritura pública, que dará cuenta de la modalidad en que se conforma, los datos de quienes participan, sus objetivos, su modelo de administración, sus deberes y sus derechos.

A través de la plataforma Tu Empresa en un Día es posible constituir una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL), una Sociedad de Responsabilidad Limitada (Ltda.) o una Sociedad por Acciones (SPA) de manera rápida, simplificada y sin costo.

¿Existen otros modelos de emprendimiento cultural?

Quizás por su naturaleza, tu proyecto se ajuste a un modelo de formalización distinto. Por ejemplo, podría estar sujeto a la Ley de Donaciones Culturales o bien requerir constituirse territorialmente. Para estos y otros casos, existen diversos tipos de organizaciones. En la siguiente tabla puedes conocer algunas de las más relevantes y sus características generales. Las formalidades para su constitución, sus normas administrativas, los límites de la responsabilidad de sus miembros, sus derechos, obligaciones tributarias, etcétera, están delimitadas por diferentes leyes.

Una fundación es una persona jurídica conformada por un patrimonio destinado a un determinado fin (cualquier objetivo de carácter general, permanente o estable, no lucrativo) definido por la voluntad de el o los fundadores, administrado por mandatarios que no son dueños de ella.Más información en este enlace.
Una corporación es una persona jurídica formada por un cierto número de individuos asociados con un fin común, quienes le dan origen y determinan su objetivo y misión, ya sea de beneficencia, cultura o educación, con la limitante de que no pueden perseguir fines sindicales, de lucro o que, de acuerdo a las leyes, corresponda a otro tipo de entidades.Las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONG) son un ejemplo de Corporación.Más información en este enlace.
Una organización comunitaria es una persona jurídica sin fines de lucro cuyo objeto es representar y promover valores e intereses específicos de la comunidad de un territorio. Es el caso de las Juntas de Vecinos.Con el nombre de Organizaciones Funcionales, la ley reconoce también a organizaciones comunitarias como Centros de Madres, Centros de Padres y Apoderados, Centros Culturales y Artísticos, Organizaciones Juveniles, Organizaciones Deportivas y otras.Más información en este enlace.
Persona jurídica cuyo objetivo es mejorar la condición de vida de sus socios basándose en el principio de la ayuda mutua. Los socios tienen iguales derechos y obligaciones, un solo voto por persona y su ingreso y retiro es voluntario. Deben observar neutralidad política y religiosa, desarrollar actividades de educación cooperativa y procurar establecer entre ellas relaciones federativas e intercooperativas.PASO 2: INICIAR ACTIVIDADES
Delimitando el servicio o producto: eligiendo el giro de tu actividad
La economía creativa abarca una infinidad de actividades. Para formalizarte es necesario que sepas con claridad en qué ámbito se desarrollará tu emprendimiento, ya que eso permitirá definir el perfil de servicios o productos que desarrollarás con tal de ajustarte a un giro de actividad.Una vez delimitado el ámbito en que se concentrarán tus servicios o productos, tendrás que elegir entre los códigos de actividad económica utilizados por el Servicio de Impuestos Internos (SII) y de su elección dependerá si tus actividades están afectas a IVA, en qué categoría tributaria te encuentras y el rango de las actividades que legalmente podrás desarrollar con tu emprendimiento.Existen 64 códigos de actividad económica en áreas de economía creativa.En caso de que no exista tu código específico de servicio o actividad, deberás usar un código del SII que se denomina N.C.P (actividades no especificadas previamente).Puedes consultar en detalle los códigos de actividades en este enlace

Dar aviso de inicio de actividades
Los permisos y patentes municipales son requisitos regulados por ley cuya función  es garantizar  y supervisar el correcto funcionamiento de las empresas en relación con el entorno, los trabajadores y los usuarios.Una vez que tu empresa se encuentra constituida y ha iniciado actividades ante el Servicio de Impuestos Internos, para ponerla en marcha  será necesario que solicites una Patente Municipal. La entrega de esa patente dependerá de la obtención de los permisos adecuados y del municipio donde funciona el negocio.
Solicitar documentos autorizados por el servicio de impuestos internos
A partir de la iniciación de actividades, el Servicio de Impuestos Internos puede legalizar (autorizar o timbrar) los documentos de respaldo de las diferentes operaciones de la empresa, por medio de un timbre o de forma electrónica. Los documentos tributarios que deben ser autorizados por el SII son las facturas, boletas de ventas y servicios, boletas de honorarios, guías de despacho, notas de débito, notas de crédito, pagarés y libros de contabilidad, entre otros.
Declarar y pagar impuestos
Las empresas deben declarar impuestos, pagar IVA y realizar pagos provisionales y retenciones todos los meses. Además, deben realizar su declaración de renta una vez al año.Una de las responsabilidades de las empresas es llevar libros de contabilidad precisos, motivo por el que muchos emprendimientos optan por solicitar los servicios de un contador profesional. Para toda empresa que se proyecte en el tiempo, este es un gasto que se recomienda considerar.
Acceder a regímenes simplificados de tributación para micro y pequeños empresarios
Para empresas unipersonales, microempresas familiares y EIRL, con ventas anuales de hasta 5 mil UTM (aproximadamente $234 millones de pesos) se ha creado el Sistema de Tributación Simplificada, cuya ventaja es liberarlas de hacer una contabilidad completa (llevar libros de contabilidad, confeccionar balances e inventarios, entre otras obligaciones) y permite calcular su base imponible (el monto sobre el cual se aplicará el porcentaje de impuesto) exclusivamente a partir de sus ingresos y egresos.
Requisitos para iniciar actividades de tu empresa
Para llevar a cabo la Iniciación de Actividades a través del portal Tu empresa en un día necesitarás:•  Una clave única del Servicio de Registro Civil o una clave de SII para personas•  Una clave SII para empresa (es decir, tu empresa debe estar constituida)•  Ser socio o representante de la persona jurídica que se indica•  Ser persona natural chilena o persona natural extranjera con domicilio o residencia en Chile y que figure en las bases del SII•  Ser mayor de 18 años

PASO 3: OBTENER PERMISOS Y PATENTES

¿Qué son los permisos y patentes?

Los permisos y patentes municipales son requisitos regulados por ley cuya función es garantizar y supervisar el correcto funcionamiento de las empresas en relación con el entorno, los trabajadores y los usuarios.

Una vez que tu empresa se encuentra constituida y ha iniciado actividades ante el Servicio de Impuestos Internos, para ponerla en marcha será necesario que solicites una Patente Municipal. La entrega de esa patente dependerá de la obtención de los permisos adecuados y del municipio donde funciona el negocio.

¿Qué permisos necesito?

Los permisos que requiera tu empresa estarán definidos por sus características, las actividades que realice y las exigencias de cada municipalidad. A continuación, describiremos algunos de los permisos que con más frecuencia puede necesitar un emprendimiento creativo. Sin embargo, cuando llegues a esta etapa de la formalización de tu empresa te recomendamos consultar a los organismos públicos correspondientes. De la obtención de estos permisos dependerá que se te otorgue la Patente Municipal.

Certificado de Informaciones Previas

Este documento certifica que el domicilio de la empresa puede destinarse a un uso comercial según las normas urbanísticas que rigen a la propiedad.

Certificado de Calificación Técnica

Este documento informa de los aspectos técnicos de la actividad a desarrollar por la empresa, con el objetivo de indicar los posibles riesgos que su funcionamiento pudiese generar a trabajadores, público, entorno, etcétera.

Certificado Municipal de Zonificación

Este es un documento que emite la Dirección de Obras de la Municipalidad  especificando los antecedentes de uso de suelo y las exigencias para las construcciones  en la zona donde funcionará la empresa.

Informe Sanitario

Este es un documento que certifica que la empresa reúne todas las condiciones técnicas para controlar los riesgos asociados a la actividad que desarrollará.

Autorización Sanitaria / Trámite Cero

Aquellas empresas que produzcan, elaboren, preserven, envasen, almacenen o distribuyan alimentos necesitan una Autorización Sanitaria. Para el caso de empresas consideradas de bajo riesgo ambiental o sanitario, existe la Autorización Sanitaria Trámite Cero en que la autoridad se compromete a entregar la autorización sanitaria o el informe sanitario en un plazo no mayor una hora.

Permiso de Obra Menor

La ejecución de obras que no alteren la estructura principal del inmueble, como remodelaciones interiores, modificación de muros no estructurales, ampliaciones de hasta 100m² y otras, deben ser autorizadas por la Dirección de Obras Municipales mediante este documento.

La patente municipal y sus variedades

La Patente Municipal es la autorización definitiva  para la puesta en marcha de tu empresa y su asignación dependerá de que hayas gestionado los permisos específicos exigibles a tu emprendimiento. El pago de las contribuciones de la patente se cancela semestralmente ante el municipio en el que tu empresa funciona.

Tipos de patentes entregadas por los municipios:

Patente Profesional

Las personas naturales que ejercen una actividad profesional (contadores, arquitectos, ingenieros, etcétera), que quieren instalarse en una comuna para emprender una actividad comercial afín a su profesión, requieren la obtención  de esta patente. Es el caso, por ejemplo, de los estudios de diseño y arquitectura.

Patente Comercial

Está dirigida a los contribuyentes que desean desarrollar una actividad comercial en una comuna determinada. Su giro y local deben cumplir con las exigencias establecidas por el municipio correspondiente. Es el caso, por ejemplo, de una oficina de turismo o un restaurante.

Patente Industrial

Está dirigida a negocios cuyo giro es la producción o manufactura de bienes. Es el caso, por ejemplo, de fábricas de diversos productos, elaboradoras de alimentos y panaderías.

Patente Provisoria

Las municipalidades deben otorgar una patente provisoria si la empresa cumple con los permisos correspondientes (certificado de zonificación y otros, dependiendo del caso) y ha hecho la solicitud de autorización sanitaria, de ser exigible. Esta patente permitirá operar hasta por un año de forma provisoria hasta la obtención de la patente definitiva.

Patente MEF

La Patente de Micro Empresa Familiar (MEF) es una patente municipal simplificada para las empresas que cumplan con los requisitos consignados por ley. Las MEF se eximen de muchos de los permisos más habituales que exigen los municipios, como el Certificado de Informaciones Previas, el Certificado de Zonificación o el Informe Sanitario.

Red de apoyo para emprendedores

La acción tributaria junto con la contabilidad  que debe llevar una empresa, así como la obtención de los permisos y el pago de contribuciones municipales, pueden provocar mucha ansiedad y frustración en cualquiera, sobre todo en las personas que no están habituadas a las formalidades y al lenguaje del mundo de los negocios. Para resolver las dificultades que en un principio pueden parecer insalvables, pero que con el tiempo se transforman en simples trámites que se realizan de forma casi automática, es importante hacerse asesorar por personas que hayan vivido experiencias similares. Para esto se han creado diferentes instancias de apoyo para la instalación de nuevos emprendimientos, como Tu empresa en un día o los Centros de Desarrollo de Negocios de Sercotec.

Otras gestiones importantes que debe realizar un emprendedor

Si bien con los tres pasos que abordamos en este capítulo un emprendedor logra formalizarse, existe una serie de otras gestiones importantes a realizar. Estas no inciden en la formalización de tu emprendimiento, pero sí en la protección y difusión de tus servicios y/o productos, con tal de poder comercializarlos o difundirlos.

Te recomendamos entonces poner atención a las siguientes gestiones:

√  Registro de marca: es necesario que registres tanto la marca del nombre de tu empresa como la de tus productos. Para esto debes acceder a INAPI.

√  Registro de dominio web: esto te permitirá difundir tu empresa, productos y/o servicios a través de una página Web. Para realizar este registro debes acceder a NIC si es que quieres un dominio .cl. En caso de requerir dominio .com, .org u otro deberás buscar un proveedor privado.

√  Registro como prestador turístico: si la actividad de tu empresa está relacionada al turismo debes registrarte en SERNATUR, esto te permitirá formar parte de la oferta turística formal del país.

√  Registro de Propiedad Intelectual: en caso que tu empresa genere contenidos creativos sujetos a propiedad intelectual debes registrarlos, para esto debes acceder al Departamento de Derechos Intelectuales del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.