Menu

Internacionalización de las Artes Escénicas

Las artes escénicas se internacionalizan mediante procesos de difusión en el exterior del teatro, danza, circo, ópera, entre otros. Lo anterior puede concretarse mediante la participación en festivales, mercados o ferias en el extranjero; la ejecución de temporadas en teatros o salas en el exterior; la realización de giras por otros países con presentaciones en salas o callejeras; la realización de coproducciones  con grupos extranjeros, etc.

Así también, se materializan exportaciones en este subsector cuando el profesional o artista nacional (independiente) participa en (o en la producción de) obras de compañías extranjeras, tanto en Chile como en el exterior.

De acuerdo a las entrevistas sostenidas con representantes de este subsector, las artes escénicas se internacionalizan principalmente mediante el uso de tres vías o modelos de negocios:

MODELO 1. REPRESENTACIÓN DE LA OBRA EN EL EXTERIOR

Bajo este modelo, la compañía nacional exporta sus servicios con la venta de espectáculos fuera de Chile. Por ejemplo, una obra cuya dirección y montaje son nacionales obtiene un contrato para presentarse en circuitos de festivales o teatros de otro país: Un contrato con un programador y pago de una tarifa (cachet) por función o temporada.

Este espectáculo puede ser realizado con un coproductor o promotor extranjero. Obras en proceso de producción pueden obtener recursos para coproducir, terminar el montaje y entrar en los circuitos internacionales. En este caso, la obra es montada en el espacio del promotor como parte de los derechos que tiene el coproductor internacional por los aportes realizados, y luego circulará como venta de espectáculos.

Este tipo de exportación del área de las artes escénicas puede encasillarse como una prestación mediante modo 4, es decir, se trata de servicios provistos totalmente en el extranjero y utilizados fuera de Chile.

MODELO 2. PARTICIPACIÓN DE ARTISTAS Y PROFESIONALES NACIONALES EN OBRAS EXTRANJERAS (COMPAÑÍAS NO RESIDENTES)

Este último modelo se concreta cuando directores de teatro reconocidos  internacionalmente venden sus servicios y pueden ser contratados por compañías  internacionales para dirigir a elencos de otro país (Cristián Plana contratado por el Teatro Stabile para dirigir “La Señorita Julia”, en Nápoles, Italia). Así también, actores o actrices chilenos pueden ser contratados por compañías internacionales para trabajar en montajes de compañías y/o directores de otro país. Además, podría incluir masterclass, talleres o charlas de artistas nacionales en el extranjero o también diseñadores teatrales o técnicos que presten servicios a un montaje en el exterior.

MODELO 3: SERVICIOS PROFESIONALES PRESTADOS EN DESTINO

Esta provisión de servicios se realiza y se consume en el exterior mediante el traslado físico del diseñador al país donde es residente el cliente. Por lo tanto, es una prestación de servicios en modo 4, en que el proveedor podría ser una persona independiente o dependiente de una entidad jurídica.