Menu

Internacionalización del Sector Diseño

El sector del diseño comprende una amplia gama de actividades y servicios tales como la creación de la imagen de marca, los productos de comunicación asociados a ellos, la ilustración o conceptualización y concreción de la morfología de personajes, diseño de subtítulos y creditaje, entre otras. Según las entrevistas sostenidas con actores relevantes de este sector, éstos señalan que los clientes extranjeros requieren crecientemente las características particulares de los creadores de servicios de diseño y, por ende, la tendencia es una migración hacia los servicios personales especializados en diseño. 

De acuerdo a las entrevistas realizadas, las exportaciones de servicios del área del diseño se llevan a cabo principalmente mediante tres vías o modelos de negocios:

MODELO 1: PRESTACIONES TRANSFRONTERIZAS DE SERVICIOS

Esta es la modalidad más común de exportación de este sector, en que básicamente se prestan servicios profesionales a la medida de los requerimientos de los clientes. Es decir, éstos son realizados en Chile por los diseñadores (empresas o personas naturales) y se envían transfronterizamente (usando principalmente medios  digitales) para su utilización por el cliente en el exterior.

En otras palabras, este modelo de negocios se materializa mediante el modo 1 de comercio de servicios establecidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

MODELO 2: EXPLOTACIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Un segundo modelo de generación de ingresos es la vía de la explotación de la propiedad intelectual en el exterior por creaciones protegidas por derechos.

De acuerdo a los criterios establecidos por la OMC se trataría de una exportación de servicios transfronteriza o modo 1, debido a que los servicios se realizan en Chile y se consumen en el exterior.

MODELO 3: SERVICIOS PROFESIONALES PRESTADOS EN DESTINO

Esta provisión de servicios se realiza y se consume en el exterior mediante el traslado físico del diseñador al país donde es residente el cliente. Por lo tanto, es una prestación de servicios en modo 4, en que el proveedor podría ser una persona independiente o dependiente de una entidad jurídica.